La isla

 

La Isla Graciosa

La Isla Graciosa es la isla situada al norte del Grupo Central del Archipiélago de los Açores, situada a 28º 05′ de longitud Oeste y 39º 05′ de latitud Norte, se encuentra a unos 80 km al noroeste de la isla Terceira. Con una superficie de 61 km2 y una forma ovalada (alrededor de 12,5 km de largo y 8,5 km de ancho), Graciosa es la segunda isla más pequeña del archipiélago. También es la isla más plano (sólo el 5% de la superficie se eleva por encima de 300 metros de altitud) y que tiene el menor índice de precipitaciones en el archipiélago, al no tener los ríos, pero sólo pocas fuentes naturales.

mapa arquipelago açores1                    mapa arquipelago açores

La ubicación de la Isla Graciosa, en el archipiélago y el mundo.

 

La altura máxima de la isla, de 405 metros, que se alcanza en el pico situado en la parte oriental de la “Caldeira da Graciosa” (Caldera de la Graciosa), que es un cráter enorme que resulta de su origen volcánico, que domina la parte sureste de la isla.

Vista Graciosa

La Graciosa, probablemente debe su nombre a sus encantadores paisajes, suavemente ondulado, marcados por pequeños grupos de bajas montañas, colinas y dispersas pequeños conos volcánicos, donde la gran mayoría no llega a los 100 metros.  Su epíteto de “isla blanca” debido, probablemente, al hecho de que hay rocas claras sobre la costa sur, donde la pendiente de la “Serra Branca” (Sierra Blanca) se une al mar.

Uno de los símbolos de la Graciosa, sin duda, son los molinos de viento, el estilo holandés, con sus techos rojos peculiares (cúpulas en forma de cebolla), considerada la más bella del archipiélago, sobre todo cuando se desplegaron sus velas , que por desgracia no se ve mucho hoy en día.  No hace mucho tiempo había alrededor de 30, algunos de los cuales han sido restaurados en los últimos tiempos para la vivienda y todavía quedan tres o cuatro para trabajar, uno de ellos recuperados por el Museo de Graciosa para visitas.

moinho_museu

El destino de Graciosa siempre ha estado estrechamente vinculada con la de sus islas vecinas, Terceira, Faial, Pico y São Jorge, fue a partir de éstos que la isla fue descubierta en la segunda mitad del siglo XV.  La isla recibió el ganado hacia 1432, ordenó la libertad por orden de D. Henrique.  Su establecimiento fue hecho por el año 1451, siendo los primeros habitantes procedentes de Portugal continental.  El primer poblador fue Vasco Gil Sodré, natural de Montemor-o-Velho, que, habiendo llegado a la isla Terceira, se trasladó a Graciosa con su familia y sus servidores.

Se cree que el lugar donde se estableció el primer pueblo fue Carapacho, después de haber construido allí a las costumbres de la casa, aunque otras fuentes apuntan a la Praia (São Mateus) como el sitio del primer asentamiento.  Desde el principio, dos zonas aumentaron, mostrando: la Santa Cruz y la Praia (“Playa”). Ambos fueron hechos Vilas, que recibe su carta a Santa Cruz en 1486 y en 1546 la Praia.

Debido a la riqueza de su suelo y la suavidad de su relieve, así como el hecho de que Graciosa habría ahorrado a los desastres naturales, la agricultura se desarrolló rápidamente, y sus principales cultivos de cereales y la viña.  Como de costumbre en aquellos días, la fama y la prosperidad de la isla atrajo a muchos corsarios y por la necesidad de proteger la costa, una cintura de defensa fue construida, que comprende no menos de 13 fortificaciones.  La riqueza económica de la isla alcanzó su punto máximo durante el siglo XVIII, cuando los ataques de los piratas cayeron, y se convirtió en el principal productor de cereales y vinos de todo el archipiélago de los Açores.  En la segunda mitad del siglo XIX la buena suerte de isla cambió cuando la mayoría de las cepas fueron devastadas por la filoxera, dejando a las familias que viven en esta producción privada de sus medios de vida, lo que provocó una ola de emigración a los Estados Unidos y Canadá durante el siglo XX, de modo que la población de la isla se redujo a la mitad.

Hoy en día aproximadamente 4800 habitantes todavía viven principalmente de la agricultura, la viticultura y el ganado, convirtiéndose la producción de leche en la principal fuente de rendimiento de la isla.  La isla tiene ahora un municipio (Santa Cruz, con 1800 habitantes) y cuatro parroquias: Santa Cruz, Praia (São Mateus), Luz y Guadalupe.

Heráldica do Município de Santa Cruz da Graciosa                               Bandeira da Região Autónoma dos Açores

La heráldica del municipio de Santa Cruz da Graciosa y la bandera de los Açores

 

En conjunto el pueblo de Santa Cruz da Graciosa presenta pintoresca, por lo que es una subida muy interesante al Monte da Ajuda para poder disfrutar de la belleza del trazado de sus calles y sus casas.  Los tanques de agua que una vez sirvieron para calmar la sed de los animales hoy en día es un sitio de belleza en la plaza central del pueblo, dando un aire de gracia y combinado con el entorno arquitectónico restante.

No es sin razón que este pueblo es considerado uno de los más bellos de los Açores.

Vista de Santa Cruz del mirador de “Senhora da Ajuda”.

Vista de Santa Cruz del mirador de “Senhora da Ajuda”.

Rural y verde, Graciosa ofrece sobre todo un ambiente tranquilo y saludable simplicidad, ideal para aquellos que necesitan para escapar de la rutina agitada del día a día y “recargar las baterías”.

rural e verde1

 

Turismo en Isla Graciosa

El crecimiento de la demanda turística a Isla Graciosa se explica por la contribución de los siguientes factores:

• Clasificación en 2007 como Reserva de la Biosfera por la UNESCO, teniendo en cuenta las características del medio ambiente y la armonía de la presencia humana con la necesidad de preservar la biodiversidad de la isla;

• La  existencia  de  una  belleza  natural  que  fue  finalista  candidato  en  2010  a  las  “7 Maravillas de Portugal” en la categoría de cuevas y cavernas (“Furna do Enxofre” – Azufre Caverna), así como otros puntos de interés, como el Bosque Reserva Natural Graciosa Caldera el Spa del Carapacho, el “Ilhéu da Baleia” (islote de la ballena), los diversos lugares de interés natural, entre otros;

• El constante crecimiento del turismo en las islas de San Miguel, Terceira, Faial y Pico en los últimos años, lo que ha provocado como resultado un mayor interés en el conocimiento de las otras islas del archipiélago por los turistas amantes de la naturaleza y de los Açores;

• Aumento de la gama de servicios complementarios:  spa, buceo, paseos en bote, pesca, avistamiento de ballenas, rutas a caballo, paseo en burro (con la recuperación de una especie nativa reconocida), la cocina típica de la zona, etc..

 

Fuentes y direcciones que le aconsejamos que consulte:

www.visitazores.com/es

www.visitportugal.com/es

www.azores-islands.info/s/places/graciosa/graciosa.html

 

Se han cerrado los comentarios